Qué estás buscando?

Chopped herbs
SUSTENTABILIDAD

LOS TIEMPOS DE LA NATURALEZA

LOS TIEMPOS DE LA NATURALEZA

Cada estación del año provee verduras específicas que tienen todos los nutrientes que necesita nuestro organismo en ese momento. Por esa razón, en Knorr cosechamos nuestros 13 vegetales respetando su calendario natural, una práctica que además de ser saludable, garantiza el mejor sabor. Te contamos qué verduras cultivamos en cada estación.

En Knorr sabemos que la naturaleza es sabia y nos ofrece en cada estación los minerales y las vitaminas que necesitamos.Así como en verano nuestro cuerpo requiere alimentos que nos refresquen, como el tomate, la naturaleza sabe que en invierno necesitamos alimentos que refuercen nuestro sistema inmunitario y nos reconforten, como la papa, la batata y el puerro.

En eso consiste, precisamente, respetar los tiempos de la naturaleza: cosechar cada vegetal en su mejor momento biológico para obtener su mayor potencial y sabor. Las cosechas realizadas de esta forma nos permite contar con materia prima para ser procesada en nuestra planta de deshidratación de vegetales durante todo el año y, al mismo tiempo, garantizar un mejor cuidado del medio ambiente, ya que respetar el calendario natural de los vegetales hace que la tierra sufra el menor desgaste posible.

LAS 4 ESTACIONES DE KNORR

Al respetar los tiempos de la naturaleza se obtienen los mayores rendimientos, ya que la planta expresa todas sus bondades productivas, es decir, su cantidad y calidad. Las épocas de cosecha de cada vegetal de Knorr, son:

Verano: tomate, zanahoria, albahaca

Otoño: ajo, cebolla y zapallo

Invierno: espinaca y repollo, papa, batata y puerro

Primavera: esparrago.

UN CALENDARIO QUE BENEFICIA A TODOS

Los vegetales de temporada no sólo son más sabrosos, coloridos y nutritivos, también tienen amplios beneficios para el ambiente y las personas que trabajan en su cultivo.

Para el ambiente:

-Reduce la energía que es necesaria para mantener las cámaras frigoríficas que conservan vegetales fuera de estación.

-Se evita el desgaste de suelos que supone hacer crecer verduras fuera de su calendario natural.

-Evita la eliminación de insectos que sí son buenos para las plantas y ayuda a conservar la biodiversidad

-Reduce la energía y las emisiones de CO2 ligadas al transporte que supone vender verduras fuera de temporada en lugares alejados.

Por último, en cuanto a las economías locales, ayuda a impulsar y mantener la economía local, fomentando los pequeños negocios y manteniendo puestos de trabajo como los de nuestros agricultores.

“Knorr, el sabor está en nuestra naturaleza”