Qué estás buscando?

Chopped herbs
SUSTENTABILIDAD

MENDOZA 100% SUSTENTABLE

MENDOZA 100% SUSTENTABLE, UNA FUENTE DE INSPIRACIÓN

Promover una agricultura sustentable es uno de los objetivos centrales del Plan de Vida Sustentable de Unilever y las acciones realizadas en ese sentido ya han comenzado a dar sus frutos. Basta citar que el último reporte global de la compañía destaca que el 55% de las materias primas que provienen de la agricultura se obtienen de manera sustentable, lo que señala un avance a paso firme en dirección a cumplir con la meta de que en 2020 el 100% cumpla con el Código Sustentable de Agricultura de Unilever. En este alentador escenario global, la Argentina y, más precisamente, la provincia de Mendoza, constituye una fuente de inspiración.

En nuestra planta de Mendoza producimos de manera sustentable el 100% de los vegetales – zanahoria, zapallo, espinaca, albahaca, cebolla, repollo, puerro, espárragos, tomate y arvejas – con los que elaboramos las sopas y caldos Knorr. Es más, ese logro se obtuvo en 2013, dos años antes de lo que había sido previsto por el Plan de Vida Sustentable de Unilever. Pero hay que destacar que el camino hacia una gestión más racional de los recursos naturales ha sido posible gracias al énfasis puesto en la innovación.

Un ejemplo de ello es la implementación de un sistema de riego más eficiente, económico y amigable con el medio ambiente, capaz de brindar una respuesta al desafío que supone una provincia como Mendoza, donde el agua es un recurso escaso. El riego por goteo implementado en las fincas por Unilever permite a los agricultores ahorrar un 30% de agua, en comparación con los sistemas de riego convencional. El mejor aprovechamiento de este recurso se traduce en un mayor rendimiento del cultivo por hectárea, lo que supone además un menor consumo de gasoil y una reducción de su huella de carbono.

El manejo sustentable del agua en las fincas se complementa con un tratamiento equivalente dentro de nuestra planta en Mendoza, donde el 98% del agua que se toma de la vertiente para llevar adelante los procesos de lavado, deshidratado y cocción de los vegetales es devuelto al cauce público, siendo luego utilizado para el riego en las fincas. Y no sólo eso: el agua sale de la planta de tratamiento de efluentes enriquecida con nutrientes que optimizan su utilización agrícola.

Nuestro compromiso junto con el de los agricultores mendocinos que cultivan los vegetales para nuestras sopas y caldos tiene un beneficiario inmediato: las familias, que encuentran en Knorr productos que ayudan a formar parte de comidas cada vez más nutritivas y sabrosas. Pero los beneficiarios somos todos. Desde los agricultores que saben que los suelos estarán en condiciones óptimas para obtener cultivos de buena calidad y que contarán con agua libre de contaminantes, hasta las comunidades en las que la gestión sostenible de los recursos naturales les permitirá vivir en un medio ambiente sano. Y la vida silvestre, con la que estamos aprendiendo a convivir de forma cada vez más armónica.