Qué estás buscando?

Chopped herbs
SUSTENTABILIDAD

DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

Cada 16 de octubre se festeja en todo el mundo el Día Mundial de la Alimentación. La fecha fue elegida en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y su finalidad es concientizar sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

En este contexto y con la responsabilidad de ser una marca con presencia en 9 de cada 10 hogares argentinos, Knorr propone darle visibilidad a un tema clave en la seguridad alimentaria: el desperdicio de alimentos. Sólo en la Argentina, se desperdician 16 millones de toneladas de alimentos por año, que equivalen a más de 87 millones de platos de comida por día. Esta realidad tiene serias consecuencias sociales y ambientales, ya que la comida que no es consumida significa a su vez un enorme derroche de recursos como mano de obra, agua, suelo y energía.

Por esa razón, Knorr se suma a la campaña #NoTiresComida que impulsa Unilever junto a la FAO, el Ministerio de Agroindustria de la Nación y Carrefour, que busca aprovechar al máximo los alimentos durante su consumo y posconsumo, con la convicción de que las acciones cotidianas pueden hacer la diferencia.

A continuación, te dejamos algunos consejos prácticos elaborados especialmente por nuestros chefs para tres instancias clave en la misión de contribuir a evitar el desperdicio de alimentos:

ANTES: PLANIFIQUEMOS LAS COMIDAS

- Diseñá un menú semanal. Se puede preparar con anticipación, en base a cinco comidas al día. Idealmente: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. Además de ahorrar y comprar de forma eficiente, contribuye también a seguir una alimentación más saludable.

- La lista del súper. Armala en base a tu planificación y así vas a poder hacer un recorrido inteligente en el punto de venta. Al terminar la compra, volvé directo a tu casa para no perder la cadena de frío de los alimentos refrigerados y congelados. ¡No dejes que pasen más de dos horas!

DURANTE: LA PREPARACIÓN EN CASA

- Planificá tus comidas utilizando las cantidades justas de ingredientes para el número de comensales que vayas a tener en la mesa. Eso de “más vale que sobre y no que falte”, en este caso no aplica.

- Organizate en la cocina: sacá los ingredientes que vas a necesitar, preparalos con antelación y ajustá según las cantidades que te indique la receta.

- Mantené ordenada la heladera para evitar que queden residuos de comida y alimentos estropeados.

- En la alacena: usá el sistema “Primero en entrar, primero en salir” consumiendo los productos más antiguos primero y guardando los nuevos atrás de todo.

¿Y si no dispongo de freezer o heladera?

Cuando no contás con un método de refrigeración adecuado para almacenar aquellos alimentos frescos que lo requieran debés tener especial cuidado para evitar el desperdicio por otros medios:

- Calculá muy bien las porciones en base a la cantidad de comensales.

- Repartí los alimentos que sobraron entre las personas que han asistido a la reunión.

- Pedile a un vecino o familiar con heladera o freezer que guarde los alimentos que te sobraron.

DESPUÉS: RECETAS KNORR PARA REUTILIZAR LOS ALIMENTOS

- Si te sobran papas hervidas podés hacer papas cremosas al verdeo:

Es importante no condimentar las ensaladas en la ensaladera para que las verduras puedan ser reutilizadas en otro momento. Por ejemplo, si hiciste una ensalada de papas y te sobraron al día siguiente podés hacer papas cremosas al verdeo. Para eso disolvé un sabor en cubos de crema de verdeo en una taza de leche descremada, incorporalo a las papas en una cacerola y calentalo a fuego lento. Después servilo para acompañar pollo, carne, pescado ¡o lo que más te guste!

- Si te sobró una pechuguita de pollo podés hacer una salsa parisienne:

Colocá un pote de crema en una cacerola y calentalo a fuego lento, disolvé un sabor en sobres de champiñones y agregá la pechuguita cortada en cuadraditos. Así vas a tener una riquísima salsa que podés usar sobre una pasta corta Knorr.

- Si te sobraron tallarines podés hacer un budín:

¡Podés hacer un budín de jamón y espárragos! En un bol mezclá una taza de leche descremada, 2 huevos y un sobre de sopa crema de espárragos Knorr. Agregá los tallarines y unas tiritas de jamón cocido. Aceitá una fuente para horno, poné la preparación dentro y llevalo al horno por 20 minutos. ¡Lo podés gratinar con queso rallado!

- Si te sobran batatas hervidas podés hacer batatas bravas:

Mezclá en un bol un sabor en sobres provenzal en 2 cucharadas de aceite. Verté esta preparación sobre las batatas y llevalas al horno hasta que estén bien crocantes. Podés ponerles pimienta o chile para hacerlas bien hot. ¡Buenísimas para una picadita!

- Si te sobra polenta podés hacer polenta crocante al pesto:

Cortá en trozos la polenta que te haya sobrado y dorala en aceite de oliva. Mezclá un sobre de salsa de Pesto Knorr en 7 cucharadas de aceite y rociá sobre los trozos de polenta.“Knorr, el sabor está en nuestra naturaleza”.