Qué estás buscando?

Chopped herbs
SUSTENTABILIDAD

AHORRAR EL AGUA "VIRTUAL"

AHORRAR EL AGUA “VIRTUAL”

Todos tenemos la propia, pero ¿cuántos de nosotros sabemos qué es exactamente nuestra huella hídrica? Quizá uno piense que se trata de la cantidad de agua que toma o cuánta agua utilizamos para ducharnos o lavar el auto, pero esa es solo la punta del iceberg. En promedio utilizamos hasta 140 litros de agua por día en actividades domésticas, pero cuando consideramos el agua “virtual” que se utiliza en la producción de los alimentos que consumimos, nuestra huella hídrica aumenta a 3800 litros, según la Water Footprint Network; una cantidad de agua que equivale a 7 bañaderas llenas.

¿PERO POR QUÉ ES ESTO UN PROBLEMA? PORQUE EL AGUA SE ESTÁ ACABANDO.

Para 500 millones de personas en todo el mundo, el agua ya escasea, y la ONU estima que hacia 2030 la mitad de la población mundial tendrá escasez de agua. Por eso todos debemos tomar conciencia del agua que “consumimos” diariamente, aun cuando esta permanece oculta como el agua utilizada en el desarrollo de la agricultura. De hecho, el agua “virtual” es crucial. Cada año, alrededor del 90% de la superficie total de la tierra y del agua subterránea es utilizada para la producción de cultivos.

Knorr es un apasionado de la agricultura sustentable y de los alimentos producidos de manera sustentable. La comida simplemente tiene mejor sabor cuando es producida de la manera correcta y así podremos seguir ofreciendo productos sustentables a las generaciones futuras. Pensar cómo ahorrar agua en cada etapa de la producción de alimentos es una de las maneras en las cuales, junto con los agricultores, estamos haciendo nuestro aporte.

La Semana Mundial del Agua es la oportunidad ideal para explicar qué significa la sustentabilidad para Knorr y cómo podemos trabajar mancomunadamente en reducir nuestra huella hídrica.

¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO ENTONCES?

En Knorr sabemos que el agua es vital para la agricultura, pero también que puede ser una de las principales causas de desperdicio. Es por ello que estamos trabajando con agricultores de todo el mundo para ayudarlos a alcanzar metas de agricultura sustentable y liderar nuevas técnicas para reducir la cantidad de agua utilizada en la producción de cultivos. En los últimos tres años, los agricultores que aplicaron el Código de Agricultura Sustentable de Unilever ahorraron un promedio de 10,6 kilotones de agua, lo que equivale a 5,7 millones de vasos de agua.

Por otra parte, el 21% del agua dulce del mundo se desperdicia durante el proceso de producción de alimentos. En la planta deshidratadora de vegetales de Mendoza, el 98% del agua utilizada para llevar adelante los procesos de lavado, deshidratado y cocción de los vegetales de Knorr es recuperada y se reutiliza luego para el riego en las fincas. El 2% restante también regresa al ambiente al evaporarse.

¿QUÉ PODEMOS HACER ENTONCES PARA REDUCIR NUESTRA HUELLA HÍDRICA?

  1. Realizá cambios sencillos de alimentos. ¿Sabías que al elegir papas en vez de arroz como guarnición estás ahorrando 2.000 litros de agua por kilo que consumís? Aquí te presentamos algunos cambios que pueden ayudar a ahorrar agua de manera sorprendente:

    COMPARATIVO DE CONSUMO DE AGUA “VIRTUAL” Water Foodprint Network

    Carne vacuna (15.415 litros de agua por kg) por Cordero (10.412 litros de agua por kg)

    Choclo (1.222 litros de agua por kg) por Lechuga (237 litros de agua por kg)

    Arroz (2.497 litros de agua por kg) por Papa (287 litros de agua por kg)

    Cerdo (5.988 litros de agua por kg) por Garbanzos (4.177 litros de agua por kg)

    Aceitunas (3.015 litros de agua por kg) por Tomate (214 litros de agua por kg)  

  2. Leé la etiqueta. Buscá el logo de Compromiso Sustentable de Knorr que garantiza que estos ingredientes fueron obtenidos de manera sustentable, lo que implica un menor uso de agua para producirlos.
  3. Prestá atención a lo que se desecha. Cuando tirás comida, no solo estás desperdiciando lo que no se llegó a consumir, sino también los recursos, incluida el agua, utilizados para producirla. Por lo tanto, en vez de tirar las sobras buscá ideas que te inspiren a convertirlas en platos sabrosos y nutritivos