¿Buscando algo?

Los peques y las verduras

COMO HACER QUE TUS HIJOS COMAN VERDURAS

Las madres siempre desean saber qué es lo mejor para sus hijos, especialmente en lo que refiere a la alimentación. Una de las preguntas más frecuentes que se hacen las madres es “¿Cómo puedo hacer que mis hijos se coman la verdura?”

Aquí encontrarás ideas fáciles para que tus hijos disfruten al instante con las verduras más sabrosas y coloridas!

1. PEQUEÑOS AYUDANTES EN LA COCINA

Involucra a tus hijos en la preparación de la comida, desde el primer momento. Llévalos contigo a comprar al mercado de productos frescos o a la tienda de comestibles, descúbreles vegetales nuevos para ellos y llenos de color y deja que escojan su preferido. Cocinar verduras con tus hijos es muy divertido; además, puedes enseñarles los beneficios de las verduras mientras las preparáis (p. ej. los vegetales y sus colores, las ventajas nutritivas que tienen…) o inventarte personajes con las verduras, etc. mientras los niños te ayudan a lavar, pelar y cortar (dependiendo de la edad) las verduras para después cocinarlas y sazonarlas.

2. VERDURAS Y HORTALIZAS, ALIADOS PARA TENER SIEMPRE A MANO

Cuando los niños tengan hambre, si hay vegetales a mano les encantarán. Corta, por ejemplo, unas divertidas tiras de zanahorias, de pimiento o de pepino y tenlas siempre listas para comer. Tenlas cerca cuando estés preparando la comida o guárdalas en un recipiente que les sea fácil de encontrar en la nevera cuando busquen algo para picar. Ofréceselas como la única opción cuando pidan algún tentempié antes de la cena o un aperitivo de viaje por carretera.

 3. AÑADE VERDURAS A SUS COMIDAS FAVORITAS

Si a tus hijos les gusta la pizza, ¡añade verduras a la pizza! Disfruta de una Noche de Pizza y acompáñala con boles de vegetales para decorarla. O haz la Noche de la Ensalada o la Noche de la Pasta más excitante añadiendo vegetales para obtener platos aún más vistosos, saludables y divertidos. Si les gusta el hummus o el guacamole, utiliza palitos de verduras para “dipear” en estos alimentos, que están hechos además con alimentos excelentes (garbanzos, aguacate, etc…) A los niños les encanta experimentar, y jugar con la comida puede ser también nutritivo.

 4. LAS CREMAS DE VERDURAS: UNA OPCIÓN FÁCIL Y DELICIOSA

Gracias a su textura y a los diferentes colores, las cremas son una de las mejores opciones para crear el hábito de comer verduras. Además, puedes añadirles complementos como queso, frutos secos, etc. para decorarlas de manera divertida y hacerlas aún más completas. ¿Necesitas ideas? Te proponemos esta sencilla receta de Crema de Tomate con Mascarpone ¡Les encantará!

Platos de verduras

Un poco de inspiración