¿Qué estás buscando?

1636-429364-TIPS_7.jpg
TIPS

5 ideas para decorar el árbol de navidad en familia

Decorar el árbol  hace parte del espíritu de la época, tanto como disfrutar de la comida en las novenas o las cenas tradicionales de Navidad y Año Nuevo. Con estos consejos Knorr, marcarás la diferencia y embellecerás tu hogar.

Piensa en el espacio de tu hogar. Si vives en un apartamento o una casa pequeña, no hace falta tener un árbol gigante, pero sí uno lleno de detalles que hagan la diferencia. Un árbol pequeño decorado con manualidades caseras y detalles en origami es original, económico y diferente. Puedes encontrar ideas en video a través de Internet y hacer que todos participen.

Un árbol temático, sencillo y original. Si eliges un tema para decorar tu árbol de Navidad, será más sencillo combinar los accesorios. Puedes usar estrellas de distintos tamaños, guirnaldas o bolitas de colores. Una decoración poco recargada llama más la atención que una ostentosa.

Navidad de colores, es feliz Navidad. El rojo y el verde son los colores tradicionales de la época, pero desde hace algunos años las Navidades se visten de colores distintos. El blanco,  el dorado y el lila son buenas opciones, y puedes encontrar accesorios y complementos para tu casa de todos los precios y de acuerdo a tu gusto. Decide en familia el color de la Navidad para este año.

Cambia de materiales y renueva el espacio. El árbol de Navidad no tiene que ser un pino artificial o natural. Puedes hacer el tuyo con papel maché, alguna planta de tu casa e incluso con materiales reciclados. Permite que esta época dé rienda suelta a tu imaginación y haz una Navidad diferente.

Recuerda ser amigable con el medio ambiente. Muchas de las cosas que usamos para Navidad se desechan cuando las fiestas pasan y se convierten en elementos contaminantes. El mejor regalo para tu familia es un mundo limpio, así que pueden buscar ideas entre todos para tener una Navidad más verde y sin gastar de más.

Idea Knorr: puedes fabricar tus propios adornos ecoamigables con CD en desuso, pintura, cuerda y un poco de imaginación. Recorta los CDs con la forma que te guste, déjalos en crudo o fórralos con papel, píntalos o escríbeles mensajes de Navidad. También pueden ser un buen recuerdo para tus invitados.