¿Qué estás buscando?

1636-1171983-Portada3.png
FAMILIA

Sopa de tomate y jengibre, una opción para las fiestas

Esta sopa es perfecta para sorprender a tus invitados. Aprende a preparla

Hay platos que no son comunes en nuestro consumo cotidiano, pero que siempre podremos disfrutar con rapidez, buen gusto y creatividad. Una de las más sabrosas y saludables, que además puede ser una entrada suculenta, es la sopa de tomate y jengibre.


  • Una libra de tomates rojos
  • Jengibre en polvo
  • 1 cebolla cabezona mediana
  • 1 diente de ajo
  • Orégano
  • 1 cubo de caldo Knorr



Pica la cebolla y el ajo en trozos no muy pequeños y ponlos a sofreír. Cuando la cebolla ya no suelte líquido, agrega los tomates trozados a la sartén y deja que se frían.

Mientras tanto, vierte 2 litros de agua en un recipiente y agrégale la mezcla de vegetales sofrita junto con el cubo de caldo Knorr. Añade ½ cucharadita de jengibre en polvo, 1 cucharadita de orégano y deja que hierva todo durante 10 minutos. Una vez retirado del fuego, pasa el contenido de la olla por el pasapurés y condimenta al gusto.

Si tu sopa resulta ser un poco amarga para tu paladar, puedes utilizar azúcar para nivelar su sabor.

El jengibre tiene propiedades medicinales que ayudan a combatir resfriados, dolores reumáticos y artrosis. Además, mejora el flujo sanguíneo y favorece la digestión. No se recomienda su consumo prolongado a mujeres embarazadas ni en caso de fiebre, ya que tiende a elevar la temperatura corporal.