¿Qué estás buscando?

Recetas para las novenas navideñas
FAMILIA

Recetas para las novenas navideñas


Si no sabes qué preparar, te compartimos estas recetas que no pueden faltar en una novena navideña.

Durante nueve días tenemos la oportunidad para renovar nuestros votos de prosperidad y esperar la llegada del nuevo año. Además, podemos disfrutar con nuestros seres queridos de las delicias tradicionales de esta época, reunidas para darle un sabor característico a las festividades. ¿Quieres deleitar a los tuyos con placeres culinarios? Aquí te damos algunas ideas:

Ingredientes

  • 12 huevos
  • 3 litros de leche
  • Cáscara de 1 limón grande o 1 naranja
  • 12 cucharadas de azúcar
  • Canela en rama
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Preparación

Separa las yemas de las claras bátelas con 4 cucharadas de azúcar hasta que estén espumosas, para reservarlas en un tazón. Luego pon la leche en un recipiente con el resto del azúcar, la piel del limón y una rama de canela. Pon la mezcla al fuego y retírala antes de que hierva. Agrega la leche lentamente en el tazón con las yemas y revuelve muy bien. A continuación lleva los ingredientes a fuego medio o bajo y revuelve hasta lograr una crema homogénea, sin dejar que hierva. Hazlo hasta que la espuma de la parte superior desaparezca.

Al obtener el punto de la crema, cuélala y distribúyela en recipientes individuales o en uno solo, para hacer porciones a tu gusto. Espolvorea canela en polvo y deja enfriar la natilla para meterla a la nevera.

Tips de sabor

  • Puedes usar también piel de la naranja como sustituta del limón.
  • La esencia de vainilla puede darle un sabor dulce y agradable a tu natilla
  • Usa azúcar derretida para hacer una capa extra de dulce
  • Puedes usar 1 cucharadita de Maizena con las yemas y el azúcar para lograr una consistencia más homogénea.

Ingredientes

  • 3 tazas de queso molido
  • 1 ½ taza de harina de maíz
  • 2 huevos batidos
  • ¼ taza de leche
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Aceite

Preparación

Mezcla todos los ingredientes en un tazón y amásalos para obtener una masa suave. Humedece tus manos y empieza a formar bolitas del tamaño que prefieras. Pon a calentar aceite suficiente para que las bolitas de masa floten. Agrégalas al recipiente con aceite a fuego medio. Al esponjarse y subir a la superficie, sube el fuego y deja que los buñuelos se doren, luego sácalos y ponlos a secar sobre papel absorbente, para eliminar el aceite sobrante de su interior.

Tips de sabor

  • Los buñuelos son mucho más sabrosos cuando se consumen frescos
  • Puedes poner un trocito de queso en la mitad de cada buñuelo para darle un detalle de sabor
  • Combina este plato con masato, canelazo o ponche