¿Qué estás buscando?

1636-429355-Pasta_tan_deliciosa_como_versatil.jpg
FAMILIA

Pasta, tan deliciosa como versátil


Conoce todos los tipos de pasta y cómo preparar deliciosos platillos que encantarán a toda la familia.

Parte del éxito de una receta que tiene a la pasta entre sus ingredientes depende de la elección de la variedad adecuada. Hoy te mostramos algunas de ellas y te damos recomendaciones para que escojas las mejor dependiendo de los alimentos que la acompañarán.

LARGAS Y CORTAS

Las pastas se pueden clasificar según su extensión, en donde las largas y redondas son las más populares, espaguetis (spaghetti en italiano) les decimos a todas las que tienen esta forma, sin embargo hay diferencias.

En el mercado se encuentran otras pastas largas, tanto como los spaghetti pero planas, a estas se las conoce como tallarines (tagliatelle) o fetuchinis (fettuccine) según su grosor. Son anchas y la diferencia entre unas y otras es muy sutil. Los tallarines tienen un grosor de 8 mm. y los fetuchinis de 5 mm. Estas variedades van muy bien con salsas cremosas como la bechamel o la bolognesa de Knorr®, porque dan mucha energía para los días difíciles o muy largos.

De las cortas hay que decir que se preparan más rápido, por lo que se encuentran en las sopas con costilla y fideos; y de pollo con fideos de Knorr®. A este tipo también se le conoce como cabello de ángel (capelli d’angelo).

En esta categoría también podemos incluir las conchitas (conghiglie), los macarrones (maccheroni) o tubitos, que a pesar de que no siempre se usan en la preparación de caldos, por su longitud entran en este grupo. Las primeras vienen en tamaños distintos, por lo que se pueden usar como base para rellenos con verduras, pues las hay incluso del tamaño de una cuchara. Los macarrones, por su parte, son clásicos en los platos con salsas a base de queso y margarina Rama®.

Los penne, palabra que en italiano significa plumas, son otro tipo de macarrones. La diferencia frente a los rectos está en su acabado en diagonal en las puntas. Muchas veces son hechos con canales o rayitas que los envuelven. Igual que los tornillos (fusilli) pueden ser usados en ensaladas.

POR COLORES, POR RELLENOS

Es muy probable que te hayas preguntado cómo se logran los colores en las pastas y la clave está en los ingredientes, así las rojas tienen extracto de tomate, las verdes de verduras, especialmente espinaca; las moradas de remolacha y las grises oscuras, casi negras, de tinta de calamar.

Las pastas además pueden rellenarse de queso, carne o pollo. Estas tienden a venderse frescas y no secas, como el resto. Las más populares son los ravioles (ravioli) pero no los únicos. Existen los canelones, en forma de tubos, más anchos y más grandes que los macarrones; y los tortelinis (tortellini).

Ahora que sabes más acerca de este alimento recuerda que si sus formas son grandes y gruesas  queda mejor con salsas espesas y que las más delgadas y pequeñas son ideales para caldos y sopas Knorr®.

En nuestro próximo artículo te hablaremos de la lasaña (lasagna), que no se considera una pasta rellena sino un plato a base de pasta en capas y perfecto para ocasiones especiales.