¿Qué estás buscando?

El desayuno los domingos: un ritual de momentos en familia
FAMILIA

El desayuno los domingos: un ritual de momentos en familia


Te damos algunos tips para que aproveches al máximo el momento en familia en el que más rico se come: el domingo

Llega el domingo. Qué mejor ocasión para levantarse tarde, tomar el sol y disfrutar de un delicioso desayuno en familia. Este día todo se vale, desde el calentado con huevitos y salchichas, hasta un tamal de esos que te dejan inmóvil en tu asiento. Toma nota de estos consejos para sacarle provecho al día más relajado de la semana.

  • El pan es buen acompañante, pero no es el único. Recuerda que existe una variedad de productos que hacen pareja perfecta con el chocolate o el caldo de costilla. Puedes experimentar con arepas o tortillas blancas o integrales. El paladar de cada familia es diferente, con el tiempo irás aprendiendo qué es lo que más les gusta.
  • ¿Qué mejor momento para experimentar? Los domingos ofrecen la posibilidad de probar nuevas alternativas con ingredientes fuera de lo común. Aunque los platos típicos de domingo (tamal, pan, chocolate o caldo) son una deliciosa alternativa, te sorprenderías de lo que puede suceder si le das la oportunidad a nuevos ingredientes y combinaciones.
  • Disfruta más allá de los ‘pecaditos’. Aunque lo más tentador son las comidas altas en calorías, también existen recetas deliciosas que no son tan pesadas. Puedes probar con distintas ensaladas de frutas, panes integrales, chocolate bajo en grasa, o Rama .Darse gusto es importante, pero hay muchas posibilidades para probar.
  • Invita al resto de la familia. El domingo puede ser el momento perfecto para compartir con nuestros seres queridos. Puedes aprovechar e invitar a la familia que no está tan cerca para disfrutar de comer con los que más quieres.

Con estos sencillos tips ya puedes convertir el desayuno dominical en la excusa perfecta para comer rico, cocinar en familia y estrechar lazos familiares.